Actualidad | Marcela Ontivero | Omar Denoya |

El padre de Priscila Denoya reclama por la tenencia de su nieta

El hombre vivió durante tres años y medio con la pequeña y de un día para el otro una jueza le otorgó la guarda a la familia paterna. La decisión es "arbitraria e injusta", remarca.

“No separe, una. Ayude a la nieta de Alberto a seguir siendo feliz". Ese es el asunto de la petición digital que está circulando entre los amigos y conocidos de Omar Denoya, al que llaman cariñosamente Alberto. El hombre realizó un pedido formal ante la Justicia para obtener la guarda provisoria de su nieta, pero la jueza del Tribunal de Familia N° 4, Alicia Ana Galletto, se la otorgó a Marcela Ontivero, su abuela paterna. "En vez de sumarle, le sacan más de lo que ya ha perdido", reflexiona Omar.

"La solicitud de la guarda provisoria fue un acto formal, porque en realidad está conmigo desde el primer minuto de su concepción", señaló Denoya, el padre de Priscila Denoya, la joven que se encuentra detenida tras haber sido acusada de planificar el asesinato de su expareja y padre y su pequeña hija, Marcos Güenchul.

El abuelo de la pequeña de tres años y medio asegura que resolución que firmó la jueza es "arbitraria e injusta" porque viola, no solo, el derecho de defensa de él mismo como abuelo materno, "sino que, la sustrae abruptamente del único centro de vida que la pequeña reconoce como propio y el único hogar en donde vive desde que nació, en donde estuvo rodeada del amor y la contención de toda su familia materna, para insertarla en un ámbito familiar al que ella prácticamente desconoce, sin ponderar en absoluto, el inmenso daño psicológico que le ocasionará en un futuro semejante situación traumática".

La solicitud que ya firmaron más de 700 personas hace hincapié en que se revoque la resolución por la que le otorga la guarda provisoria a la señora Marcela Ontivero; se restituya inmediatamente a la menor a su centro de vida, de donde nunca debió ser sacada, otorgándosele la guarda provisoria al Sr. Omar Alberto Ramón Denoya; se continúe con la progresiva inserción de su familia paterna mediante un régimen de comunicación.

Dejá tu comentario