Entretenimiento | El Mundo Extraño | Loris Ziggiotto

El mundo extraño, una historieta de Loris Z

Este sábado 21 de diciembre se presenta El Mundo Extraño, historieta realizada por el artista Loriz Z, donde texto e imágenes relatan una historia de amor acompañada por la música de El Mató a un policía Motorizado. Edita Szama ediciones.

Loris Z nació en Italia a comienzos de la década del ochenta, y vive en argentina desde la mitad de los noventa. Es historietista, digamos, integral. Dibujo y texto son de su autoría. En sus últimas dos publicaciones (Diario – 2013 y El Mundo Extraño – 2019) los relatos están atravesados por experiencias reales. Pero en ambos casos, sobre todo en El Mundo Extraño, esa profunda exposición de la vida real termina generando una ficción. Es contradictorio y casi imposible lo que ocurre, y precisamente es allí donde radica el valor del texto. El autor se expone totalmente. Pero no resulta ajeno u extraño. Más bien el poder de la palabra radica en la identificación. A medida que suceden las páginas necesitas saber lo que le pasa y pasará, cada vez más rápido. No porque sea insólito o porque la identificación requiera de historias espejo con precisión quirúrgica, sino porque en la pluma de Loris radica el saber del observador cotidiano. Desde su mundo, nos describe el mundo de todos y todas. Como detalla la historietista Sole Otero en el prólogo El mundo extraño “es una historieta de nosotros y nuestros tiempos, de nuestras búsquedas, nuestras certezas y nuestros miedos. Y viene acompañada con la música de una de las bandas que más ha pintado el sentir de nuestra generación”

En ese sentido la banda de sonido de ese momento de la vida del autor testifica lo que va pasando. La música es testigo de lo que le pasa a quien escribe. Se ha relatado mucho sobre música, pero en pocos casos se logra que siendo protagonista de la historia, la banda termina siendo un decorado. No porque no sea importante para quienes protagonizan, sino porque cualquier persona que lea El mundo extraño, puede suplantar a El mató por la banda con la que se identifique y va a funcionar igual. Existe la canción justa que penetra en el momento preciso en la vida de todas las personas. Tal vez digitadas por un dj virtual semi dios con la misión de musicalizar instantes que terminan siendo eternos.

Claro que toda experiencia es atravesada por subjetividades que van desde lo psicológico hasta lo socio cultural. Y tal vez sea una exageración manifestar que lo que se ve y lee es lo que le pasa a toda una generación. De hecho, el autor confiesa que lo que muestra es lo que le pasa a él: “el relato es 100% real” revela y continua “. claro que existe una cuestión del recorte y de la mirada que uno hace y aplica como autor, pero todo está basado en hechos que sucedieron”. De esta manera, como suele suceder, la identificación o no la completa quien lee.

elmundoextrañoZiggiotto.png

¿Dónde crees que esta el gancho para que quienes lean se sientan identificados con una historia tan personal?

La verdad es que si hay algo en lo que soy malo es en venderme a mí mismo… ya se, es una de las cosas más importantes, jaja. Pero lo cierto es que no pienso demasiado en como la obra es recibida por el público. Podría decirse que en Diario hay un atisbo, un paso previo de lo que se lee en El Mundo Extraño que es de intentar contar la cosa de la forma más cruda y honesta posible, la regla base de todo es no mentirme. Porque si llego a mentirme en una historieta, que en definitiva es la cosa que más me importa, soy lo peor de lo peor, cierto.

Escribís y dibujas, o viceversa. No es lo mismo que construir un relato haciendo solo una de las dos cosas. ¿Cómo es el proceso creativo?

Es una mezcla de ambos procesos. Para ponerlo en concreto, en el caso de Diario, las únicas reglas que me planteé al hacerlo fueron las que se dan al inicio del libro (una página por día, 5 veces por semana, y que no lleve más de una hora hacerlo) entonces al contar lo que pasaba en el día a día la cosa iba, por así decirlo, “fluyendo”. En El Mundo Extraño es una mezcla de cosas. Para que te hagas una idea, la primera parte, “Navidad de Reserva”, la escribí de un tirón y en ese mismo tirón hice el plantado de páginas y todo ocupa dos páginas de un cuaderno. Una vez planteado eso, el resto es dibujarlo y alguna que otra cosa se retoca. En la segunda parte, El Mundo Extraño, me pasó que en medio del proceso mío de querer comprender que es lo que nos había pasado –se refiere a él y su pareja de entonces- me encontré escribiendo y escribiendo y mucho de lo que escribía en ese momento era una catarsis del momento pero que en definitiva no llegaba al hueso de la cuestión. Entonces, con el correr del tiempo y de las vivencias de uno la cosa termina tomando una forma más concreta y en ese momento arranco a dibujar la versión que termina siendo impresa. Si pasa que siempre pienso el relato en términos visuales, visuales de historieta, entonces toda la narración, de una forma u otra, siempre está empapada en mayor o menor medida del elemento dibujo. Por poner un ejemplo en concreto, la secuencia del ataque de pánico de El Mundo Extraño fue pensada así, directamente desde lo visual, sin describir nada desde la palabra.

¿Entendés que contando tu vida estás generando una ficción de la realidad?

Sí, a ver, el relato que uno cuenta de un hecho siempre es un recorte de los hechos reales. Mi mirada sobre esa cosa en particular, sea un año contado día a día como en Diario o una ruptura amorosa como en El Mundo Extraño. No sé si lo pienso en términos de gustar o no gustar el como soy percibido, me parece que la cosa nace de un deseo o una necesidad de querer contar algo. Entiendo que hay gente que canaliza eso a través de la ficción (incluso se puede hablar de que toda obra de ficción en el fondo es autobiográfica, pero ya nos estamos yendo a un terreno más empantanado). En mi caso podría decirte que la cosa sale de que prácticamente al mismo tiempo en el que comencé a leer historieta leía cosas en las que sus autores aparecían de una manera u otra, entonces como que esa faceta la tengo embebida inevitablemente en lo que es la forma, el medio de la historieta y prácticamente desde el día uno empecé dibujándome en ellas. Entonces no hay conflicto en eso de la percepción de parte del lector, jajaja.

El mundo extraño de Loris Z se presenta junto a Guapo de Ernán Cirianni este sábado 21 de diciembre en Bon Scott Bar (Pichincha 131) con la presencia de los autores, moderados por el periodista Lucas Canalda. Habrá ejemplares a la venta, y música a cargo de DJ Gato Moncholo. Entrada gratis. Más info aquí

Dejá tu comentario