Política | Deuda | Miguel Lifschitz

El impacto del macrismo en Santa Fe: un perjuicio por 100 mil millones de pesos

Es el cálculo que hace la Casa Gris sobre el dinero que le corresponde a Santa Fe pero que, por diferentes circunstancias, jamás ingresaron a las arcas provinciales.

El gobierno de Santa Fe debería tener en sus arcas unos 100 mil millones de pesos correspondientes a distintas transferencias nacionales. Ese es el cálculo que hace la Casa Gris al repasar los incumplimientos y los perjuicios que a la provincia le generaron las políticas económicas del macrismo. El gobernador Miguel Lifschitz repasó los números este miércoles en una conferencia de prensa.

El perjuicio más importante corresponde al no pago de la deuda histórica. Son unos 80 mil millones de pesos que, pese al fallo de la Corte Suprema, el gobierno nacional nunca pagó. "Le hemos pedido a la Corte que intime al gobierno a pagar", explicó Lifschitz.

Los otros reclamos son más coyunturales. Santa Fe perdió 4 mil millones de pesos por la decisión de Nación de eliminar el IVA de los alimentos y cambiar los montos del impuesto a las ganancias. "Son dos medidas positivas para los sectores populares porque se les puso plata en el bolsillo a la gente, pero las consecuencias las estamos pagado la provincia", se quejó el gobernador, quien detalló que Nación tampoco cumplió el aporte que por ley le corresponde a Santa Fe para compensar el déficit de la caja de jubilaciones. "Son unos 5.800 millones de pesos que tendrían que haber ingresado a las arcas de la provincia. No tenemos fecha para que esto ocurra".

Los tres últimos ítem de la lista corresponden al reperfilamiento de la deuda de bonos que decretó el gobierno tras las Paso (Santa Fe no puede disponer de 1200 millones de pesos); una transferencia pendiente de 1100 millones en conceptos de ATN para municipios y comunas; y 3 mil millones de peso que la provincia tuvo que rascar de su presupuesto para financiar el transporte y la energía ante la quita de subsidios de Nación. "Lejos de apuntalar el federalismo, el gobierno le está generando muchos problemas a los gobierno provinciales", concluyó enojado Lifschitz.

Dejá tu comentario