Actualidad | estafas telefónicas | cuento del tío | Estafas

El día en que "casi" caigo en una estafa telefónica

Los engaños telefónicos siguen estando a la orden del día. ¿Cómo hacer para que una de estás llamadas no nos agarre desprevenidos? Caso real narrado en primera persona.

En mi trabajo cotidiano como periodista, con todo el conocimiento incorporado en años de telemarketer sumado al desarrollado como docente universitario durante casi 10 años, hacían que yo no fuera una persona que podía caer preso de una estafa telefónica, sin embargo "casi" me toca.

Una de las primeras cosas a tener en cuenta es que las estafas normalmente se realizan en llamadas que llegan durante la mañana bien temprano o en la madrugada, momento en que los sentidos de las personas dejan de estar en guardia. En mi caso fue temprano por la mañana en donde por ejemplo no respeté una de las reglas de oro para no caer en una estafa: no atender llamadas de números privados.

No atender llamadas de números privados

Al atender la llamada rápidamente me empiezan a explicar el "motivo del llamado" que en este caso es para darme los teléfonos de reclamo para clientes de tarjeta Visa, Mastercard o Naranja. Medio dormido pregunto porque me llaman y cuando me repiten, fuera de la rareza lo primero que atino es a anotar los teléfonos, que claramente no estaba demás.

Ver más: Cuento del tío: fue engañada y entregó 3 millones de pesos entre euros y dólares

Finalizado este momento, muy rápidamente "corroboramos los datos" y me leen localidad, calle en la que vivo y banco en el cual tengo cuenta a lo que respondo de manera afirmativa. En ese momento me dicen que ahora es el momento de comprobar el número de la tarjeta...

No brindar datos a personas que nos llaman y menos si la llamada es por whatsapp

Vayamos por parte, segunda cosa a tener en cuenta, es la persona que llama quien da algunos datos y luego "pide el resto para corroborar". Una cosa es cuando nosotros llamamos, porque nos estamos comunicando con el número oficial, pero si somos nosotros quienes recibimos el llamado no debemos dar ningún dato para corroborar nada, porque ese es uno de los grandes ardides del engaño "sacar datos nuevos, aprovechando el juego de prueba error". Les doy un ejemplo:

  • Hola que tal me comunico del Banco Santander para corroborar sus datos por una deuda, ¿es usted Jorge González?
  • Jorge González?, no
  • Perdón, tengo este número agendado como Jorge González
  • No, no es correcto
  • ¿Cómo es su nombre?
  • Sergio Scheffer
  • Disculpe entonces Señor Scheffer, y ud tiene cuenta en el banco Santander?
  • Si
  • Claro, tenemos un error en el sistema, vamos a corroborar sus datos.

En este ejemplo breve la persona que realiza la llamada no tiene ningún dato y en base a "una equivocación" logra averiguar, mi nombre completo, que tengo cuenta en el banco y mi número de teléfono, que seguramente marcó al azar. Mañana podrá volver a llamarme "desde el banco" y con los datos reales que ya tiene, quizás sacarme alguno más que si le sirva para poder por ejemplo comprar algún producto.

Ver más: Así operaba la banda de Los Gitanos, que estafaba bajo la modalidad "cuento del tío"

En mi caso particular, tras querer corroborar los datos de la tarjeta de crédito ya me pareció bastante extraño y al negarme, la persona fue cambiando un poco el tono de voz como "enojándose". En su caso me dijo que no me iba a pedir los dígitos de seguridad de atrás de la tarjeta, pero mantuve mi negativa a dar los datos y le pedí que registrara en el sistema: "cliente se niega a dar los datos de la tarjeta". Al decirme que no podía hacer eso, quedó totalmente en evidencia el intento de estafa, se los dice alguien que trabajo muchos años realizando ventas telefónicas.

Ver más: Alertan por estafas debido al auge de las ventas telefónicas y por internet

Finalmente esta persona termina cortando la llamada y sin embargo para mi sorpresa, a la mañana del día siguiente me encuentro con el "alta de una nueva póliza de seguro de vivienda".

Ahí tenemos el cierre ante este tipo de situaciones, siempre por las dudas, comunicarnos con la empresa que "nos dijo llamar" para cerciorarnos de que todo está en orden. En mi caso particular, me encontré con el alta de un seguro por algo así como mil pesos, servicio que di de baja al instante y remarcando que nunca solicité un servicio como ese. En caso de haber sido una venta de mala fe, la persona seguramente tendrá un llamado de atención correspondiente, en caso de haber un sistema de estafas que funcione dentro de la empresa, el mismo será desactivado y mientras tanto yo tengo el número de gestión que confirma que "me cargaron a mi cuenta un servicio que nunca solicité" por si el día de mañana necesito ese dato fundamental, a la hora de reclamar en servicios de defensa al consumidor.

reclamo santander.jpg

Por eso mismo y una vez más, especialmente viendo que nuevamente se vienen registrando todo tipo de llamadas para intentar sacar datos personales para generar una estafa, dejo los siguientes concejos para no caer en una estafa telefónica:

¿Qué hacer ante estos llamados?

  • No atender llamadas de números privados ni números sin agendar
  • De ser posible dar de baja el teléfono fijo
  • Nunca brindar datos personales, de tarjetas de créditos o cuentas bancarias.
  • Los organismos públicos no se comunican telefónicamente para ofrecer subsidios. Tampoco ofrecen asesoramiento pago para la gestión de subsidios. La gestión es gratuita y personal en la entidad bancaria.
  • Si el llamado comunica un premio, cortar y cotejar con la entidad en cuestión.
  • No gestione créditos en los cajeros automáticos, ni transfiera dinero a desconocidos.
  • No brinde a terceros las claves de acceso al cajero o al homebanking.
  • Revisar periódicamente y llevar nota de pagos y gastos de tarjeta
  • Romper tikets y boletas al desecharlas a la basura para que no se vean los datos personales.
  • En caso de los secuestros virtuales, recuerde que se trata de una estafa. Corte, denuncie al 911 y llame a su familiar para verificar que esté bien, no se desespere si no atiende y es de madrugada u horario comercial.
  • Probar dar un dato falso a ver si "engañamos a quien intenta estafarnos" (inventar el nombre de un familiar que no existe, dar el DNI con error, inventar número de tarjeta etc.)

Dejá tu comentario