Actualidad | Las Brujas | Crisis Económica | Moteles

El desafío de los moteles ante la crisis y las nuevas costumbres

La difícil situación económica atraviesa a todos los rubros, y este tradicional sector no se queda atrás. Los cambios culturales también los ha influenciado. Desde Versión Rosario te contamos cómo hacen para subsistir.

Hace dos o tres décadas atrás era muy común ir a los hoteles alojamientos por hora, aunque quizás para muchos haya significado algo “tabú o prohibido”. Sin embargo, fue una actividad en auge durante muchos años. Con el correr del tiempo, los cambios sociales y la crisis económica desde el sector han tenido que buscar alternativas para seguir trabajando.

Versión Rosario habló con Ángel Annoni, dueño del motel Las Brujas e integrante de la Cámara de Alojamientos y Afines del Litoral. “En este contexto no escapamos a lo que está ocurriendo en general en el país. Pero además, nuestro rubro está influenciado por los cambios de costumbre fundamentalmente de la juventud, que tiene otra apertura, otras posibilidades. La gente que ha dejado de concurrir a nuestros moteles”, aseguró Annoni.

Los nuevos tiempos

Anonni contó que hace varios años se viene dando esta situación y que se va agravando día a día, por lo cual invierten permanentemente buscando nuevas ideas para adaptarse a los tiempos que corren. “No sólo nos respaldamos en el servicio de hotelería y tratamos de estar siempre a la vanguardia de lo que vamos haciendo, sino que hace muchos años que venimos ofreciendo un servicio de restaurante a la habitación donde tenemos todo tipo de carnes rojas, blancas, marisquería y buena sandwichería. O sea que acompañamos la parte específica del motel con el rubro de la gastronomía, y eso nos ha ido dando resultados que mejoraron la actividad”, describió.

Con la idea de mantener la privacidad de quienes concurren, el dueño del motel explicó que por no eso no hay restaurant así evitan que las personas se crucen. “El servicio es privado y los menúes se llevan a las habitaciones directamente".

Respecto de las características del lugar, relató que han ido cambiando la fisonomía:"Tenemos varios departamentos que son de 60-70 metros cuadrados donde tienen todas las comodidades para comer con mesa apropiada y son como monoambientes”.

El propietario del tradicional alojamiento dijo además que buscan cambiar la mentalidad de la gente haciéndoles ver que no es un lugar “prohibido”. “Ofrecemos momentos de intimidad para aquellas parejas muy ocupadas que no tienen tiempo para ellos, les ofrecemos salir de la rutina. Así como se toman un tiempo para ir al cine también pueden tomar en cuenta esta alternativa”.

El año que viene el motel Las Brujas, ubicado en Circunvalación y Juan B. Justo va a cumplir 50 años, fue el primer motel de la zona y no sólo se han tenido que adaptar a las diferentes crisis económicas sino también a la múltiples maneras de vivir la sexualidad en los últimos tiempos.

“Cada uno puede ingresar con la persona que quiera, es más que correcto para nosotros por cómo se están dando las cosas. Nos adaptamos y además favorece nuestro trabajo”, indicó Anonni y agregó: “por otro lado hay una ordenanza municipal de hace más de 15 años que lo permite”.

En cuanto a la cantidad de personas que pueden ingresar a una habitación, manifestó que hay un proyecto en el Concejo de María Eugenia Schmuck que por el momento está varado pero que desde el sector lo apoyan porque también entienden que el trabajo se incrementaría.

Precios habitaciones

El costo va desde los 1800 a 3500, acorde a la habitación elegida. Las más lujosas cuentan con servicio de sauna, hidromasajes, pista de baile, columna de agua, portón automático, comedor y sector de relax, entre otros servicios. El turno es de 3 horas.

Las más económicas cuentan con cochera privada, hidromasaje, frigobar y señal de cable digital. El turno es de 2 horas.

Dejá tu comentario