Política | Alejandro Rosselló | Concejo Municipal | Rosselló

"El concejal que se va de la sesión debe dejar el 10 por ciento del salario"

Alejandro Rosselló, presidente del Concejo Municipal, adelantó en la última sesión que solicitará sanciones reglamentarias a los concejales que se ausenten sin autorización de sus pares.

En la última sesión del Concejo Municipal no pudieron aprobarse proyectos debido a que se quedó sin quorum. En ese marco, el presidente del cuerpo legislativo local, Alejandro Rosselló, anticipó que comenzará a aplicar las sanciones previstas en el reglamento para aquellos ediles que se retiren sin la correspondiente autorización. “Cualquier concejal que se quiera retirar de la sesión tiene que pedir permiso a la presidencia y lo tiene que votar el cuerpo. En caso de que no vuelva, se establecen sanciones”, explicó. El concejal de Cambiemos habló con Versión Rosario y aseguró que “el reglamento establece que al concejal que se va sin autorización y no vuelve se le puede aplicar una penalidad que significa el 10 por ciento de su salario”.

Según aclaró Rosselló, “el presidente no aplica sanciones”, sino que ya están previstas en el reglamento. Sí es potestad exclusiva de del presidente la aplicación su aplicación. “Por eso en la sesión pasada yo me manifesté en ese sentido, diciendo que de ahora en más se va cumplir a rajatabla el reglamento. No podemos permitir que se caiga una sesión cuando todavía hay temas para discutir”, sentenció.

Para el edil “es muy importante que los concejales se queden hasta el final de la sesión porque se generan proyectos con la modalidad que se denomina en términos legislativos ‘sobre tablas’, que son aquellos expedientes que revisten alguna urgencia y por cuestiones de fecha necesitan ser aprobados”. La advertencia de Rosselló se dio en el marco de la intervención del concejal de Ciudad Futura Pedro Salinas, quien “se manifestó con bastante bronca debido a que uno de esos proyectos a aprobarse era la gratuidad del transporte público para un evento del lunes”.

concejo.jpeg

La metodología es bastante flexible y la solicitud para ausentarse puede realizarse el mismo día de la sesión, incluso mientras se está desarrollando, “pero lo tiene que aprobar el cuerpo”, insistió. “Lo que no se puede poner en peligro en ningún momento es que se caiga la sesión y que que falte quorum para aprobar todos los temas”.

Lo pendiente

“Hay discusiones pendientes que son muy importantes: la regulación de la noche, el código de convivencia, el transporte público y la movilidad, el rol de la seguridad. Rosario necesita acciones inmediatas en términos de seguridad y una programación a largo plazo para revertir esta situación. Es necesario que haya un Estado presente, que vuelva a estar en los barrios, que genere contención. El Concejo tiene que ser uno de los pilares en los que el intendente se tiene que apoyar para generar este cambio en la calidad de vida”.

Las expectativas

“Tengo una expectativa muy grande con que el próximo intendente trabaje junto al Concejo. Ambas instituciones necesitan trabajar juntas para generar políticas que provoquen un cambio en la ciudad. Rosario necesita involucrarse en la seguridad y para eso debe trabajar con la provincia, con la nación, y empezar a generar un Estado presente para que se genere inclusión. Yo hoy no veo un Estado presente en muchos de los barrios de la ciudad”.

Dejá tu comentario