Actualidad | Almacén Jorgito | pizarrones | Volver

El almacén de "Jorgito, el único potro" vuelve a abrir sus puertas

Cuando comenzó la pandemia el tradicional negocio de Entre Ríos y Cochamba tuvo que cerrar sus puertas ya que su dueño es población de riesgo. Hoy el barrio está contento pues sus puertas vuelven a abrirse

Desde el 20 de marzo momento en que Argentina comenzó a transitar la cuarentena como medida preventiva, el tradicional almacén de Entre Ríos y Cochabamba, "Almacén Jorgito", tuvo que cerrar sus puertas ya que "el potro" es población de riesgo. Esta decisión trajo tanta tristeza en el seno familiar, que se decidió hacer un esfuerzo para volver a abrir el local.

¡Vuelven los pizarrones! El barrio se vuelve a llenar de alegría con la noticia y no es para menos, el local de Salvador Saggal, "Jorgito, el único potro" acompaña con sus ocurrencias la fisonomía de la zona. Desde carteles que juegan con las ofertas o las propuestas gastronómicas de su seno familiar, hasta el servicio de "la hora gratis" son algunas de las locuras que su dueño le regalaba al barrio de sus amores, con mástil y bandera incluida.

almacen jorgito cartel sonria frene.jpg
carteles jorgito.jpg

La posibilidad de abrir las puertas del tradicional almacén, nace a través de su hija, quien aseguró que cerrar el negocio generó una enorme tristeza en su padre. “(El almacén) cerró por la pandemia, mi papá es un adulto mayor (tiene 85 años), de riesgo y creímos que fue lo mejor pero eso le generó mucha tristeza” relató Cintia, quien será la encargada de ponerse detrás del mostrador para ponerle un poco de alegría a su padre y al barrio.

La hija de Salvador Saggal dijo que quiere "devolverle la sonrisa al Potro para que siga siendo la esquina de siempre. Es un esfuerzo enorme, yo trabajo en otro lugar pero ésta es la satisfacción más grande de mi vida. La felicidad de mis viejos es mi felicidad".

En tiempos amargos y grises para Rosario, que la esquina de Entre Ríos y Cochabamba vuelva a recuperar su colorido no es poca cosa. Si de algo hay que aferrarse en tiempos de pandemia, es a las cosas que generan felicidad o al menos una sonrisa, como los pizarrones con recomendaciones de tránsito, que seguramente volverán a alegrar la ochava.

almacen jorgito cartel sonria frene.jpg

Dejá tu comentario