Actualidad | vivir en edificios |

Edificios: extremar cuidados en espacios comunes

Especialistas médicos brindaron recomendaciones a administradores de consorcios sobre protocolos sanitarios.

La preocupación por los espacios comunes en los edificios surgió desde el primer momento de decretado el aislamiento. ¿Se pueden utilizar las terrazas, quinchos y piletas? ¿Hay riesgo de contagio en ascensores o palieres? ¿Cómo mantener la correcta limpieza de espacios de alto tránsito? Esas y otras dudas fueron planteadas por administradores de consorcios en la reunión virtual del Consejo Barrial interdistrital desarrollada esta semana.

Allí, funcionarios de Salud Pública y del Centro de Asesoramiento Social de Alquileres, de la Subsecretaría Municipal de Hábitat, compartieron experiencias sobre prevención de contagios en espacios comunes y el funcionamiento cotidiano de propiedades horizontales.

Muchas de las consultas que expresaron los participantes refirieron a los modos de mejorar la prevención en ascensores, pasillos, terrazas y piletas.

El médico infectólogo Damián Águila detalló los criterios generales para evitar el contagio y enfatizó en la necesidad de mantener una actitud reflexiva a la hora de aplicar las medidas de manera efectiva en las diferentes situaciones que hacen a la vida de un consorcio.

En ese sentido explicó: “Se le está dando cada vez menos atención a la posibilidad de contagio por superficie. Si bien hay que limpiarlas y hay que lavarse las manos, cada vez estamos más convencidos de que el verdadero riesgo es de persona a persona”.

En virtud de esta idea, el profesional recordó que para ampliar la seguridad no hace falta fumigar espacios y precisó los elementos fundamentales para considerar la posibilidad de contagio en espacios comunes. “La potencial persona que está infectada tiene que haber estado a corto espacio sin sistema de barrera ni del que emitió ni del que recibió. Si compartí el ascensor con un caso positivo pero los dos estábamos con barbijo, yo no tengo por qué estar contagiado”, ejemplificó.

Reuniones sociales

Como los encuentros familiares y afectivos no están permitidos en esta etapa del distanciamiento por la que atraviesa el sur provincial, no hay posibilidades de uso de los espacios comunes, salvo para convivientes. De todos modos no se recomienda hacer uso de quinchos cerrados, gimnasios y piletas.

Ver más: El uso de espacios comunes en edificios ¿es violación de cuarentena?

Diálogo y responsabilidad

Tras la charla, los representantes de consorcios coincidieron en la necesidad de mantener una actitud de diálogo permanente con propietarios y habitantes de los edificios que tienen a cargo, como método más efectivo para generar verdadero compromiso con las medidas preventivas.

Además, ponderaron la decisión de no reanudar las reuniones presenciales de consorcio y alentar, en cambio, las modalidades de encuentros virtuales para poder comunicar, reflexionar y fortalecer las recomendaciones que propicien evitar el contagio en las propiedades horizontales, donde reside un alto porcentaje de rosarinos.

Dejá tu comentario