Actualidad | Dieta Cetogénica | Dieta | Cetogénica

Dieta cetogénica: una tendencia bajo la lupa de los especialistas

Quienes la realizan la consideran un "estilo de vida" y defienden a capa y espada sus beneficios. Los expertos muestran una visión más objetiva y aconsejan cómo bajar de peso de manera sana y controlada.

Durante la pandemia gran parte de la población aumentó de peso y de cara a una nueva temporada veraniega, se multiplican la cantidad de interesados en una dieta que, en el último tiempo, ganó gran popularidad: la dieta cetogénica. Este régimen alimenticio consiste básicamente en reducir al máximo el consumo de carbohidratos y aumentar el de proteínas y grasas, especialmente de origen animal. Muchos se ven atraídos por esta alternativa, ya que promete un descenso de manera rápida y efectiva. Entre los expertos existen defensores y detractores, éstos últimos afirman que este tipo de dietas no es sostenible en el tiempo y lo ideal es generar hábitos saludables que combinen una alimentación medida y variada con actividad física.

Versión Rosario consultó al médico especialista en terapia intensiva y en tratamiento de la obesidad, Federico Davidow, quien explicó que la dieta cetogénica consiste en un plan alimentario reducido en carbohidratos, lo cual lleva a un agotamiento de los depósitos de glucosa del organismo y esto genera una reducción de la insulina y aumento de glucagón que hace que se "movilice" la grasa almacenada en el cuerpo y parte de esas grasas son transformadas en cuerpos cetónicos por el hígado.

"El paciente pasa de tener un metabolismo glucolítico, es decir basado en quemar glucosa a lipolítico, basado en quemar grasas y cuerpos cetónicos", indicó el experto y detalló: "el cerebro que consumía glucosa ahora pasa a obtener su energía en un 75% de los cuerpos cetónicos. Es una dieta compuesta por comida real con alimentos bajos en carbohidratos: como carnes, huevos, hortalizas que crecen sobre la tierra, algunos frutos secos y semillas y lácteos como el queso".

En cuanto al auge de esta dieta que llega a congregar comunidades enteras en redes sociales, donde sus adeptos comparten consejos, experiencias personales y hasta recetas "keto", el médico sostuvo que a partir del año 2000 ganó gran popularidad debido a la publicación de un estudio científico de Foster, en el New England Journal of Medicine (NEJM- la revista médica más prestigiosa), el cual demostró que la dieta cetogénica supera a los tradicionales regímenes hipocalóricos.

La cetosis no solo favorece el descenso de peso, sino también la reducción de la glicemia -nivel de azúcar en sangre- y de los triglicéridos y el aumento del colesterol bueno, siendo útil en la prevención de la enfermedad cardiovascular. "Es igualmente beneficiosa en reducción de la presión arterial", aseguró Davidow y comentó que a la fecha hay más de 26 trabajos publicados en reconocidas revistas científicas que avalan su efectividad y seguridad.

¿Una dieta apta para todo público?

Si bien la cetogénica es una dieta apta para la mayoría de los pacientes, se recomienda especialmente en aquellos que presentan obesidad, hipertensión arterial, glicemia e insulina elevadas y se indica en cuadros como la diabetes tipo II. Sin embargo, hay grupos que deben abstenerse de realizarla.

"La dieta no es recomendada para quiénes toman medicación como diuréticos, ya que de por si favorece la pérdida de líquidos y los efectos se potencian, ni en quiénes reciben antidiabéticos que producen hipoglicemia. Tampoco está indicada en pacientes con insuficiencia renal o hepática avanzadas, alteraciones electrolíticas, embarazadas y mujeres lactantes", señaló Davidow.

Opiniones encontradas

La dieta cetogénica demostró eficacia científica y es avalada por muchos nutricionistas, aunque también genera discusión entre los expertos. Según María Victoria Cichillitti, licenciada en Nutrición especializada en nutrición deportiva, se trata de una dieta más que "está de moda" y que últimamente "es muy demandada".

"Su éxito se atribuye fundamentalmente a un descenso rápido inicial de peso, producto de la pérdida de agua al retirar los hidratos de carbono de la alimentación", explicó.

Asimismo, recalcó que a la hora de llevar adelante este tipo de dietas es muy importante el asesoramiento profesional, ya sea por un médico especialista o un licenciado en nutrición, debido a que es necesario evaluar la evolución del paciente y así detectar posibles efectos adversos.

Chichillitti acotó que es importante "individualizar" al paciente en base a sus características, hábitos y nivel de actividad física, para de esta manera seleccionar la dieta que mejor se adapte al caso particular. "El objetivo es el descenso de peso y la preservación de la masa muscular", aclaró y afirmó: "Las dietas restrictivas no educan, porque faltan grupos de alimentos de los cuales no se puede prescindir toda la vida".

Por su parte, la también licenciada en Nutrición, Natalia Krevisky, considera más adecuado una dieta balanceada para alcanzar ciertos objetivos a corto y largo plazo. "Lo mejor que hay para el descenso de peso, sostenerlo en el tiempo y una vida saludable, es la creación de hábitos que acompañen la rutina diaria del paciente".

"El pensar qué voy a comer cuando se practica una dieta restrictiva genera muchísimo estrés. Por lo tanto es bueno pensar un plan que incluya preparaciones con las que se esté acostumbrado si se van a ingerir menos calorías de lo normal. De otra manera, lo único que se logra es producir mayor estrés y esto es insostenible en el tiempo", concluyó.

dieta-cetogenica.jpg

Del diván a la cetósis

En base a una encuesta realizada por la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN) sobre los hábitos alimenticios de 5.635 argentinos durante los primeros meses de la pandemia, seis de cada diez afirmaron haber subido de peso. De ese total, el 68,2% manifestó un bajo nivel de actividad física y ocho de cada diez reconoció cambios en sus hábitos alimenticios. El "picoteo", el consumo de porciones abundantes y la ansiedad, entre los factores que produjeron el aumento de peso.

Gastón Azeretzky es un joven rosarino que asegura haber aumentado considerablemente de peso durante la pandemia. En contacto con este medio admitió que tras una conversación con su terapeuta sobre su estado físico y de salud, se le indicó esta opción que hasta el momento resultaba una novedad para él. De inmediato se puso en contacto con el doctor Federico Davidow, quien lo guió en este camino para alcanzar el ansiado descenso de peso.

Si bien quedó conforme con los efectos de esta dieta, señaló que el plan alimenticio le resultó "difícil y costoso", aunque aclaró que quien logra sostenerlo en el tiempo obtiene grandes resultados. "Es un estilo de vida", aseguró.

A su vez, destacó que al convivir con su pareja y su pequeña hija, encontró dificultades en el día a día y la convivencia. "Cuando estás en pareja o convivís con alguien que no quiere seguir el mismo plan de alimentación, las tentaciones con los alimentos que no son aptos, muchas veces pueden resultar un problema, especialmente cuando la otra persona come algo que te gusta y no podes ingerirlo para no romper la dieta".

En cuanto a la vida social, indicó que busca anticiparse a un evento o una reunión social. "Yo por ejemplo como antes, para no tener hambre o al menos no la suficiente como para caer en la tentación de ingerir alimentos que puedan romper el estado de cetosis". Aclaró además que en base a su experiencia personal la dieta "no sirve sino se acompaña de actividad física". Por último, comentó que participa de grupos en las redes sociales, los cuales son útiles, aunque reconoció que también circula "mucha información errónea".

"En la red social Tik Tok sigo al coach Jay Matos, que vive en Panamá y da muchos consejos útiles. Es considerado un referente latinoamericano, ya que se trata de una persona que logró bajar muchos kilos gracias a esta dieta", explicó.

El verano está a la vuelta de la esquina y el apuro por bajar esos kilos que se engordaron durante el año resulta más notorio que nunca. Más allá de los recursos que ofrece Internet y las comunidades que surgen en las redes sociales, el consejo siempre es consultar a un profesional experto en nutrición que proporcione un plan alimenticio controlado y seguro.

Dejá tu comentario