Actualidad | Di María | Concejo Municipal

Di María construirá un edificio que ya despertó polémica en el Concejo

La constructora que el futbolista tiene junto a su padre pidió reflotar un pedido de obra de 2012 para edificar en Rondeau al 1700. Algunos ediles se oponen porque se autorizó un plan de trabajo con una normativa vieja que no rige en la actualidad.

Los permisos de construcción para edificar en altura siguen generando rispideces en el Concejo. Semanas atrás, la polémica giró en torno al megaproyecto de la firma Lattuca, una obra que, tras varios tires y aflojes, obtuvo luz verde entre los concejales. Ahora, las discusiones y los planteos cruzados giran en torno a un pedido de obra para levantar un edificio en Rondeau al 1700, en la zona norte de la ciudad. La firma solicitante tiene un nombre y apellido de mucho peso, el de Angel Di María, el futbolista nacido en Central que desde hace años triunfa en el fútbol europeo.

Detrás de la empresa Perdriel S.A. -nombre de la calle donde nació el jugador-- está el padre del hoy volante del París Saint-Germain. La polémica radica en que esta constructora realizó el pedido de obra en el año 2012, pero nunca avanzó con los trabajos. Los permisos vencen a los seis meses y, en caso de no constatarse su comienzo, deben volver a formularse con todas las formalidades del caso.

Sin embargo, en la última reunión de la comisión de Planeamiento, un grupo de concejales avaló la construcción del edificio con las condiciones existentes en 2012, es decir con un Código Urbano viejo que ya no rige más.

Quien pidió reflotar el expediente fue el concejal de Cambiemos, Agapito Blanco. La iniciativa, en tanto, fue apoyada por el Frente Progresista. Levantaron la mano Horacio Ghirardi, Maria Eugenia Schmuck, Carlos Cardozo y Agustina Bouza. Básicamente, solicitaron retrotratrer la caducidad y reactivar el proyecto. En la vereda de enfrente, Fernanda Gigliani (Iniciativa Popular) y Juan Monteverde (Ciudad Futura) mostraron sus reparos.

"Le están dando la posibilidad de construir a esta gente con una normativa vieja, más metros cuadrados y altura que el actual, porque sacaron un permiso de obra antes del 2012 pero nunca hicieron nada. El Código Urbano se modificó en 2013. La propia Municipalidad declaró la caducidad del proyecto. Es una vergüenza", se quejó Gigiliani. Y agregó: "Hoy podrían construir con esa estrategia más altura y mas metros cuadrados, está clara la jugada pero el tema que más provoca es que los propios concejales oficialistas votan con Cambiemos cuando sus propios funcionarios municipales dictaron la caducidad del proyecto. Es muy extraño esto".

Dejá tu comentario