Economía | Deuda | Argentina | FMI

Deuda: la pulseada entre Fernández y los bonistas se define en junio

Extendido el plazo para negociar los bonos argentinos hasta fines de junio, se avecina el último capítulo de una difícil contienda económica, en el medio de la pandemia por coronavirus.

La pulseada por la deuda con acreedores privados extranjeros y el Gobierno nacional, comienza uno de sus últimos capítulos y se dfine este mes. Las opciones: la aceptación a la propuesta argentina o el pedido de defalut por parte de los bonistas.

Con el respaldo del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Gobierno nacional comienza un junio definitivo en la idea de reetructuración con los tenedores de bonos soberanos de deuda argentina, los cuales cuentan desde ya, con el apoyo de Wall Street.

Los posibles escenarios serían: un acuerdo entre las partes, donde Argentina pague, tal como delimito ayer el FMI (satisfaciendo a los acreedores), un valor de 50 dólares del Valor Presente Neto por cada bono soberano que se canjee, un 25% más de lo ofertado inicialmente por el país; el otro escenario (negativo) es el pedido de defalut ante los tribunales de Nueva York, una historia conocida en el derrotero de la deuda.

No obstante, el apoyo del FMI, ante una difícil contienda, no es menor. Mas aún cuando es la propia directora gerente del organismo, Georgieva, es quien, luego de escuchar los planteos de los acreedores, ahora les reclama un acuerdo con Argentina, lo que diversos economistas califican ese posible resultado como un empate técnico.

Todo el mes de junio será crucial en la definición entre un acuerdo o no, entre la cesación de pagos o no, algo de suma importancia para la economía Argentina, más aún en tiempos de recesión producida por el aislamiento por el avance de la pandemia.

Dejá tu comentario