Actualidad | Ministerio de Seguridad de Santa Fe | María Laura Martí

Desplazaron a una fiscal que investigó a jefes policiales provinciales y apuntó contra Pullaro

Se trata de María Laura Martí, quien impulsó la causa que involucró al ministro de Seguridad de la Provincia de Santa Fe en escuchas telefónicas por irregularidades en horas extras de más de 300 uniformados. La fiscal se enteró de la decisión mientras estaba en licencia.

La fiscal María Laura Martí fue desplazada de su cargo de manera sorpresiva, quien además fue la misma que llevo adelante la investigación por una causa de corrupción que involucraba a la Policía de la Provincia de Santa Fe, donde se dieron a conocer escucha que vinculaban al ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro. Martí brindó una entrevista a radio CNN y apuntó directamente contra el ministro Pullaro por esta decisión.

En diálogo con dicha radio la ahora ex fiscal comentó que se enteró de que fue desplazada mientras se encontraba de licencia según anotició oportunamente por “una serie de denuncias por violencia, acoso y hostigamiento laboral”. Ni bien fue separada de su cargo Martí fue derivada a una oficinas de faltas.

Luego de la investigación de la cúpula de la Policía por irregularidades en la realización de horas extras y, encabezada por ella, aseguró que fue blanco de presiones en su ámbito laboral, en ese marco se incluyeron intervenciones telefónicas a distintos implicados en la fuerza, y donde se habían detectado conversaciones entre el comisario Adrián Rodriguez, ex jefe policial de Rafaela, y el mismo ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, donde éste último lo invitaba a Rodriguez a presentar a "un concurso de ascensos", en esa misma conversación se escuchaba que cuando el comisario ascienda en su cargo se iba a tomar represalias contra los fiscales que llevaron adelante la investigación contra él.

“Ya venía profundizándose en la sede de Recursos Internos de la Policía de Santa Fe una denuncia realizada por un efectivo policial, que falleció de forma violenta, la cual radicaba en irregularidades en las cargas de unos servicios de horas extras que el personal policial presta a la sociedad", declaró en diálogo con Radio CNN. La funcionaria dijo también que en su investigación que involucraba a más de 300 efectivos, surgían "superposiciones", donde un mismo uniforme se encontraba prestando servicios en 2 o 3 lugares al mismo tiempo, algo físicamente imposible y cobraba por eso.

Dejá tu comentario