Actualidad | remiseros | Concejo

Denuncia de remiseros: "la actividad va muriendo"

Los titulares de las agencias de remises de la ciudad propusieron una serie de modificaciones a la ordenanza que regula el servicio. Ahora, los concejales deberán evaluar la situación.

Los remiseros de la ciudad alertaron a los concejales de la Comisión de Servicios Públicos sobre la difícil situación por la que atraviesan.

"Lentamente la actividad va muriendo en Rosario. Aquí hay 500 chapas de las cuales 150 son consideradas activas. El resto está caucionado, es decir fuera de la oferta por diversas razones" explicaron los titulares de las agencias.

José Bonacci y Néstor Yofra, de la empresa Primera Clase expresaron la necesidad de que "el Concejo considere adaptar la normativa a la realidad para promover el servicio, creando fuentes de trabajo mediante la adecuación del modelo de negocio actual”. Según analizaron en la reunión de la comisión “el sistema de remises se encuentra distorsionado debido a que la norma regulatoria no acompaña la realidad del mercado ni de la tecnología".

Los remiseros denunciaron que son diez las agencia habilitadas para prestar servicio en Rosario y entre dos de ellas se reparten el 70 por ciento de las licencias, por lo que las otras ocho no pueden sobrevivir sin la complementación de móviles no habilitados. “En un gran porcentaje, la explotación de las licencias no se encuentra a cargo de los titulares. El costo de alquiler de las chapas es de $3.500 mensuales”, remarcaron.

Otra de las problemáticas denunciadas es que la regulación que une la chapa al vehículo obliga a quien "alquila" dicha chapa a poner la titularidad del auto a nombre del licenciatario, lo cual frustra la posibilidad de poner en el mercado las licencias. “Un 30% de las licencias es explotada por sus titulares que están a punto de dejar de prestar el servicio”, sentenciaron.

También reconocieron que la situación impide la capacidad de inversión, ya que –en algunos casos-, el auto fue adquirido a crédito, por lo cual los titulares del vehículo ven comprometido su capital y trabajo en el futuro inmediato; que la realización de los denominados viajes privados –sin participación de las agencias-, resta la posibilidad de contar con móviles disponibles para la prestación del servicio público; el incremento de remises truchos en nuestra ciudad, a lo que agregaron la “excesiva demora para habilitar una chapa”.

Los empresarios indicaron que “las trabas enunciadas introducen al servicio entre en una curva de deterioro e imposibilidad de cumplimiento con el cliente”.

Dejá tu comentario