Deportes | Liga Rosarina de Fútbol | Mario Gianmaría | coronavirus

"De 220 ligas en el interior del país, 180 ya cancelaron la temporada"

La Liga Rosarina de fútbol ya anunció su finalización. Mario Gianmaría, su presidente, adelantó que quedan congelados los ascensos y descensos.

Mientras que se decide cuándo vuelve el fútbol de la primera división en Argentina, las ligas menores, decidieron poner un alto hasta el año que viene por la pandemia del coronavirus.

En el ámbito local, el presidente de la Asociación de la Liga Rosarina de Fútbol (ARF) y secretario del Fútbol del Interior en AFA, Mario Gianmaría, fue el encargado de dictaminar, con previa aceptación de los clubes, el cese de la actividad hasta nuevo aviso. En diálogo con Versión Rosario, el responsable del fútbol rosarino desde 1990 explicó la resolución y detalló el número del contingente que mueve el sector durante un fin de semana en la ciudad.

-¿Cómo se llegó a la decisión de no volver con la actividad por el resto del año?

-La pandemia del coronavirus determinó que se fueran restringiendo distintos tipos de actividades, entre ellas, las deportivas. Nosotros en marzo tomamos la medida de interrumpir aquellos torneos que habían comenzado debido al contexto sanitario y al aislamiento. Se fue extendiendo y optamos por la decisión de concluir de manera oficial todo tipo competencia ligada a la Asociación. Esto no quiere decir que, si las condiciones lo permiten, podamos volver a reiniciar con algún tipo de torneo especial o certamen único que se juegue en distintas zonas y en tiempos atípicos a los establecidos, igual hoy es solo una posibilidad lejana y poco probable porque están recrudeciendo los contagios.

“De 220 ligas que hay en el interior del país, 180 ya cancelaron oficialmente su temporada de fútbol”.

liga rosarina.jpg

-¿Qué va a pasar con los descenso y ascensos de las diferentes categorías?

-Los ascensos y descensos de las diferentes divisiones quedarán congelados hasta la temporada 2021, o sea que los clubes mantendrán su estatus. En caso de que vuelvan las competencias, estamos trabajando para algún tipo de premiación o incentivo especial, pero esto todavía no está aprobado ni reglamentado por los clubes ya que no sabemos cuándo será el día uno del regreso. Además, también dependerá del tiempo que tengamos en lo que resta del año.

-¿Hubo oposición por parte de algunos clubes de la ciudad a la decisión tomada?, debido a que la cancelación de la temporada también implica pérdidas de ingresos para las instituciones.

-Acá hay que hacer una aclaración: la decisión de los clubes fue unánime. Había que llevar claridad a la situación y no se podía seguir con la incertidumbre. Además, otra alternativa no había, ya que era ir en contra de lo dispuesto por las autoridades. Ni siquiera el fútbol de primera división pudo volver por ahora. Por otro lado, comparto la idea que los clubes tengan las puertas abiertas y puedan llevar a cabo sus actividades, pero estamos viendo un recrudecimiento de contagios que amerite al cierre de todo tipo de tareas que se realizan en estos establecimientos deportivos. Ojalá que podamos entre todos superar este trance.

“Con respecto a los chicos menores de 12 años que practican fútbol, yo creo que su vuelta a la actividad va a estar ligada con el regreso a clases”.

rosarina clubes.jpg

-¿A cuántas personas moviliza la liga rosarina durante un fin de semana?, y ¿hay un estimativo de cuánto se perderá económicamente por el parate del fútbol?

-Si tomamos en cuenta que solo tenemos 25 mil jugadores en actividad en las diferentes categorías, sumado a los árbitros, dirigentes, familiares y personas que realizan tareas especialmente asignadas para los días del partido, el movimiento es sumamente importante. Hoy debemos rondar entre unas 55 y 60 mil personas que se mueven por Rosario durante un sábado y domingo de rosarina. En cuanto a lo económico, todavía no hay detalles precisos sobre los ingresos que se dejarán de percibir, no tengo esa información de los clubes. Lo cierto es que un fin de semana de fútbol en la ciudad mueve otros rubros, como el gastronómico, con los bufets de los clubes. A nivel asociación estamos manteniendo todos los servicios, y eso está pegando duro en las finanzas porque entramos en el séptimo mes de la pandemia y no generamos ingresos. No obstante, estamos recibiendo el auxilio de los ATP para los empleados, pero el resto de los compromisos los estamos afrontando nosotros: leyes sociales y aportes, honorarios a los estudios de abogacía e informática y gastos de los servicios corrientes. Nos va a costar bastante volver a recomponer el patrimonio de la asociación cuando esto reinicie.

“Son unas 60 mil personas las que se mueven por Rosario durante una jornada de la asociación rosarina”.

-¿Este parate es comparable con algún momento en particular durante su gestión al frente de la asociación?

-Desde principios de los 70´ que estoy abocado a la actividad y es la primera vez que vivo algo así. Sin dudas esto es lo más grave, serio y prolongado que me ha tocado experimentar. Esto nos ha excedido a todos, hay que entender que tenemos que tener muchos cuidados, hasta cuando tengamos la certeza de la vacuna. Vamos a tener que aprender a vivir con esta amenaza.

¿Partidos de noche?, la solución para retomar el fútbol durante el verano

Sobre el final de la charla, Gianmaria dejó entrever que ya se realizaron gestiones para obtener fondos económicos con el fin de poder llevar iluminación a los estadios y arrancar desde enero la temporada 2021. “Hemos hecho gestiones con el Banco Municipal y autoridades locales, que se están demorando más de la cuenta, para ver si a través de un crédito o apoyo publicitario, podemos hacer un convenio con la secretaria de Producción de la Municipalidad y así poder iluminar las canchas de fútbol”, comentó el presidente de la ARF. Y agregó que esto beneficiará a las instituciones que “podrán comenzar la temporada en el verano fuera del horario lógico, después de las 18”.

Dejá tu comentario