Actualidad | coronavirus | Coronavirus en Argentina | Consultas médicas

Cuarentena: aumentaron las muertes por infartos tras abandonar chequeos médicos

El temor a contagiarse de coronavirus llevó a muchos pacientes a evitar acudir a centros de salud para controles de rutina. Los profesionales están preocupados y advierten por los peligros de esta conducta.

La comunidad médica expresó en los últimos días su preocupación por la cantidad de pacientes que dejaron de acudir a los controles médicos. Se estima que las consultas con cardiólogos se redujeron entre un 40 y 60 por ciento en todo el país desde el inicio del aislamiento y la tasa de mortalidad por infartos casi se duplicó.

Uno de los motivos más frecuentes del abandono de los chequeos es el miedo a un posible contagio de coronavirus asociado al hecho de visitar clínicas o centros de salud. A raíz de esto, las sociedades de cardiología lanzaron campañas advirtiendo sobre los peligros que implica dejar de lado los chequeos.

Tres reconocidos médicos rosarinos que atienden distintas especialidades que requieren seguimiento -por tratar a pacientes con enfermedades crónicas- dialogaron con Versión Rosario y coincidieron en que no se debe minimizar al coronavirus. En lo posible se debe reducir al máximo el riesgo de contagio, pero abandonar tratamientos o chequeos no es una opción bajo ningún punto de vista.

“El número de consultas en consultorios se redujo a cero durante los primeros 40 días del aislamiento y hubo algunas pocas consultas virtuales. Las consultas a servicios de emergencia o guardias se redujeron también”, aseguró el doctor Diego Nannini, presidente de la Sociedad Cardiológica de Rosario (SCR), y agregó: “lo más preocupante es que aumentó la mortalidad por infarto en ese período, esto significa que la gente consultó tarde o directamente no consultó, por miedo al Covid-19”. En números, la tasa de mortalidad por infartos pasó del 4,79% al 8,9% en lo que va de la cuarentena, según aportó el especialista.

Mortalidad infartos Argentina durante la cuarentena.png
Las muertes por infartos se incrementaron en el país del 4,79% al 8,9% durante el aislamiento.
Las muertes por infartos se incrementaron en el país del 4,79% al 8,9% durante el aislamiento.

“Los pacientes dejaron de acudir a las consultas médicas porque en la mayoría de los centros médicos y sanatorios se pidió, al comienzo de la cuarentena, que no realizaran consultas de medicina general, por lo que podían asistir solo los pacientes que tenían síntomas respiratorios. No hubo un abandono de los tratamientos en general, sino de los chequeos de salud”, explicó, por su parte, el doctor Gustavo Lavenia, nefrólogo especialista en hipertensión arterial y director de Nefrosur Terapias Renales. A su vez, comentó que en su clínica en particular “luego los pacientes empezaron a concurrir, pero la concurrencia está por debajo del 30 por ciento con respecto a lo que era antes de la pandemia”.

“Cuando la pandemia comenzó nadie sabía hasta cuándo se iba a extender, por lo que no sabíamos si la postergación de las consultas era solo por un periodo de 15 días y ya estaba, o si iban a pasar muchos meses”, afirmó la doctora Carina Gumpel, integrante de los servicios de hematología del Hospital Privado de Rosario (HPR) y del LAHT, quien además explicó que por su especialidad trata con pacientes crónicos que cursan enfermedades que se extienden en el tiempo, por lo que desarrollan una estrecha relación con su hematólogo de cabecera.

“Nosotros, particularmente, espaciamos las consultas que podíamos espaciar, a algunos pacientes los estamos atendiendo por medios virtuales, como la teleconsulta. Hay pacientes que son impostergables y a ellos los estamos viendo con la frecuencia que su cuadro demanda”, comentó Gumpel.

Si bien son muy pocos los que abandonaron sus tratamientos, según el doctor Nannini, la cuestión económica y la reducción de los ingresos de algunos pacientes, puede generar que dejen de adquirir ciertos medicamentos que son necesarios, por no poder acceder a estos. “Las dificultades económicas contribuyen a que se reduzcan los consumos de fármacos necesarios”, afirmó el doctor.

“En mi caso los pacientes se demoraron en las consultas. Algunos vinieron luego de un mes de no tener controles, y llegaron con la enfermedad renal un poco más grave. Como yo me dedico a hipertensión, la verdad es que también vi pacientes que llegaron al consultorio con la presión arterial descontrolada”, contó el doctor Lavenia.

Los pacientes hematológicos son más críticos, pero por otro lado son pacientes en general más crónicos, por lo que tienen un vínculo cercano con su médico hematólogo de cabecera. Con lo cual, desde el comienzo de esta pandemia ha sido un ida y vuelta permanente”, afirmó la doctora Gumpel sobre las particularidades de su especialidad, la cual asegura no siguió la misma tendencia que, por ejemplo, los pacientes cardíacos.

En cuanto a la realidad en Rosario, Lavenia estimó que “se redujo casi el 50% de las consultas por enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares, cardíacas y renales” pero que “la mitad de las consultas en general disminuyeron”. “Esto podría aumentar la mortalidad, si uno no está tratando algo que debe tratar, puede aumentar el riesgo de muerte”, aseveró el médico.

“Creo que el caso del incremento de las muertes por infartos, ilustra toda la realidad. Los controles preventivos y los tratamientos son útiles y se verá en los próximos meses el impacto -de dejarlos-, no solo en cardiología, sino en los otros campos de la medicina. Además, se suma el factor psicosocial, donde el miedo, la incertidumbre y la depresión empiezan a hacer mella en la salud de la población. Por otro lado, el sedentarismo se expandió y la gente en general, incumple las dietas”, sumó Nannini.

Diversas entidades y sociedades médicas están atendiendo con preocupación esta cuestión y en consecuencia lanzaron campañas para concientizar sobre la importancia de mantener los chequeos y los tratamientos médicos. “El mensaje es no abandonar los chequeos o tratamientos, sino buscar vías alternativas, sin dejar de hacerlos”, explicó Gumpel y señaló que de todas maneras “no podemos minimizar el riesgo de contagio por Covid, porque ya vimos la experiencia en otros países donde el sistema de salud quedó colapsado”.

“Las sociedades científicas ya se expresaron sobre esto, y claramente no hay que abandonar los tratamientos”, reafirmó Lavenia, quien a la vez comentó que mantuvo una reunión con referentes de la cartera de Salud provincial, a través de la cual todos los prestadores de diálisis de la provincia de Santa Fe consensuaron los protocolos a seguir, para brindar la seguridad necesaria a los pacientes que acudan a realizar sus tratamientos.

Por su parte, el doctor Nannini, como presidente de la Sociedad Cardiológica de Rosario, señaló: “realizamos campañas en medios de comunicación y redes sociales. Aún no podemos evaluar el impacto, pero de a poco va acercando la gente a los controles”.

Sociedad Cardiologica de Rosario campaña infartos cuarentena.png

Dejá tu comentario