Economía | criptomonedas | Federico Tjor | Colegio de Abogados de Rosario

Criptoactivos: la "moneda del futuro"

Las criptomonedas están en creciente desarrollo, lo que implica desafíos regulatorios únicos a nivel nacional e internacional. Qué son y cómo operan.

El reto actual de los Estados consiste en la creación de un marco regulatorio para las transacciones con criptomonedas. Su divulgación y uso a escala mundial es incuestionable y por ello se las denomina “la moneda del futuro”. Se plantea, en este sentido, la necesidad de una política de control y supervisión que aminore los riesgos.

El Colegio de Abogados de Rosario realiza este miércoles 18 una charla debate para llevar luz a los profesionales especializados en derecho informático sobre “el desafío de la titularidad de los criptoactivos, su embargo y ejecución”. En ese marco, el abogado que disertará en este encuentro, Federico Tjor, dialogó con Versión Rosario sobre el funcionamiento de las criptomonedas en Argentina y la necesidad de generar un marco regulatorio. “El derecho va por detrás del mercado”, señaló el profesional para luego definir la necesidad de trabajar sobre el tema: “se busca poner sobre la mesa la discusión relativa al conflicto que se da al momento en que las personas y las empresas empiezan a trasladar su patrimonio a diferentes tipos de activos virtuales”.

En 2009 un Bitcoin costaba siete centavos de dólar y hoy cotiza en 10.300 dólares.

Las criptomonedas, criptoactivos o criptodivisas, son medios digitales de intercambio. No existen de forma física pero sirven como moneda de intercambio, permitiendo transacciones instantáneas a través de internet. Utiliza la criptografía para proporcionar un sistema de pagos seguro. Estas técnicas de cifrado sirven para regular la generación de unidades monetarias y verificar la transferencia de fondos. Según explica Tjor, los abogados están acostumbrados a que el patrimonio está compuesto de cosas tangibles: una casa, un vehículo, una cuenta bancaria. Tener activos de modo virtual “impide poder ‘atacarlo’, en caso de, por ejemplo, querer reclamar alimentos al padre de sus hijos”, remarca el letrado.

La charla apunta a generar el debate para desarrollar así un marco de investigación en la temática ya que “ni los tribunales ni los abogados están preparados para poder encontrarlos (a los criptoactivos) o entender qué hacer para liquidarlos. Esas cuestiones no existen en nuestro derecho, ni siquiera hay antecedentes de planteos judiciales de ejecución de este tipo de activos”, amplía Tjor.

Ventajas

El éxito de las criptomonedas radica en las ventajas de la utilización: las transacciones se realizan entre direcciones y no entre personas identificadas. Además no es requisito estar bancarizado ni revelar la identidad para operar. No responde a una autoridad monetaria central, sino que todos los usuarios intervienen en red, influyen y colaboran en su desarrollo. Muchos cuestionan la desprotección de los usuarios, a lo que Tjor responde: “la protección está dada por la propia tecnología, que habilita un marco de seguridad para él, que es el eslabón más débil. Debe cuidar su contraseña y sus datos de acceso”. Otra ventaja es que no hay días inhábiles u horarios de cierre para realizar las operaciones ni fronteras para su intercambio. “Esto genera la necesidad de tener marcos regulatorios internacionales a través de acuerdos relativos a cómo manejarse en cuanto a embargos”, reconoce el abogado.

“Un criptoactivo puede estar en mi billetera virtual o puede estar depositado en una de una empresa americana o en Luxemburgo y para embargar esos fondos tengo que tener un convenio, un acuerdo que me permita hacerlo”, dice Tjor para demostrar la necesidad de firmar tratados internacionales al tiempo que reclamó por la sanción de una Ley Nacional.

Cómo operan

El sitio especializado CoinMarketCap indica que actualmente hay más de 1.600 tipos de monedas virtuales y su más notorio exponente es el Bitcoin. Cada usuario utiliza una billetera virtual con la cual opera. Cada transacción queda registrada públicamente en una cadena de bloques (blockchain), lo cual permite verificar su validez, a través del consenso de múltiples usuarios.

Regulación en Argentina

En nuestro país las criptomonedas se tratan como un bien. Según publica el sitio abogados.com el Banco Central de la República Argentina (BCRA) emitió un comunicado en 2014 en el que alerta a los usuarios sobre los riesgos de las monedas virtuales. Allí afirma que al no ser emitidas por el BCRA ni por otras autoridades monetarias internacionales, “no tienen curso legal ni poseen respaldo alguno”.

Atento no existir prohibición alguna queda claro que las criptomonedas, por el principio del Artículo 19 de la Constitución Nacional, están permitidas.

Los especialistas insisten en que regular no es prohibir, sino constituir un marco normativo en pos de un bien común. El desafío en materia legislativa, según Tjor, es “tener un marco de investigación. Que los operadores judiciales comprendan y tengan algún tipo de reglamentación o parámetros en la ley para saber qué hacer con un activo virtual. Porque su ubicación y su remate es totalmente diferente a otros activos tangibles”.

Dejá tu comentario