Deportes | El Medallero de Versión | Rosario Central | Análisis

Con jugar 20 minutos bien no alcanza

Central arrancó bien la noche en la Paternal pero no pudo sostener el ritmo de juego y mostró nuevamente una pobre imagen de visitante.

Este viernes por la noche Central se despidió de la Superliga con otra pobre actuación de visitante. El equipo ilusionó en los primeros minutos del partido pero poco a poco su juego se comenzó desmoronarse. La derrota terminó siendo justo porque el Canalla solo fue competitivo 20 minutos, mientras que Argentinos fue superior en el resto del encuentro.

Central arrancó bien la noche en la Paternal, esperando firme en su campo, aprovechando los quites de Rinaudo, los pases profundos de Pereyra y los encares de Martínez. Todo parecía indicar que el equipo de Cocca estaba determinado a repetir lo hecho una semana atrás en el Gigante cuando goleó a Arsenal. De hecho, el tanto canalla llegó a los 14 minutos de juego, producto de un córner, tras una muy buena jugada entre el uruguayo Martínez y el juvenil Pereyra. La visita no se conformaba y cuatro minutos más tarde, el lateral Damián Martínez tuvo la posibilidad de ampliar la cifra pero el arquero Chávez le ahogó el gripo.

Luego de esa ráfaga de buen fútbol en el inicio de la primera etapa, Central comenzó a bajar la intensidad y repitió errores de partidos anteriores cuando también le tocaba defender el resultado fuera del Gigante. El equipo de Cocca perdió poder en el ataque y le cedió la pelota al local, dejando en manos de la última línea el futuro del marcador.

A partir del empate del Bicho pasada la media hora de juego, el partido hizo un click negativo para Central que se olvidó de todo lo bueno logrado en el arranque del cotejo, fue el momento donde se vio imágenes parecidas a la derrota ante Defensa y Justicia o Banfield. Jugadores que se olvidaron de tocar y hacer mover la pelota, para empezar a correr detrás de ella, algo que se repitió en el complemento y que terminó con una derrota dolorosa por como se inició la noche.

No se puede negar que la campaña de Central culminó con una buena cosecha de puntos que le valieron en la lucha por mantener la categoría, pero el DT canalla deberá trabajar para mejorar la performance fuera de casa. Más aún si se tiene en cuenta que la semana que viene comienza un mini torneo de 11 fechas que servirán para seguir engrosando el promedio como para buscar el cupo a las próximas copas.

A continuación, los puntajes de Central en su derrota en la Paternal

ORO

Marco Ruben: El delantero fue uno de los pocos jugadores que cumplió con su rol. La única que tuvo la convirtió en gol y sirvió para darle la victoria momentánea del partido. Además, fue el responsable de evitar un gol en la línea.

PLATA

Fabian Rinaudo: Fue el jugador más parejo del equipo. Supo contener los embates del rival cuando lo quisieron atacar por el medio. La cancha chica jugó a favor

BRONCE

Federico Martínez: Generó el córner y peinó posteriormente la pelota que terminó en el gol de Ruben. Hasta que salió lesionado, demostró estar activo en el ataque y ser una variante de opción para la generación de juego.

COBRE

Joaquín Pereyra: Su rendimiento fue de mayor a menor, tuvo buenos minutos en la primera parte donde puso pases profundos y hasta intentó un gol de media cancha que pasó cerca del arco de Chávez.

PLOMO

Emanuel Ojeda: Con un juego vegetal, el mediocampista continúa en una zona gris en la que no se sabe si es un volante de marca o juego. Volvió a desperdiciar su chance como titular.

Dejá tu comentario