Actualidad | Vuelta a las aulas | Vuelta a clases | Universidad

Cómo es el protocolo que presentaron las universidades para la vuelta a las aulas

Cada institución podrá decidir si tomará o no exámenes presenciales en base a las recomendaciones sanitarias locales. Deberán destinar espacios para asegurar el distanciamiento social.

Las universidades preparan su vuelta a las aulas por lo que presentaron los protocolos de seguridad que aplicarán para la ocasión, aunque todavía no hay fecha confirmada.

Según confirmó el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, "la decisión del regreso físico a las aulas será tomada por cada rector y rectora una vez que la situación epidemiológica de cada región así lo permita y se garanticen las condiciones sanitarias establecidas en los protocolos".

Por el momento se estableció que se autorizará el ingreso a las universidades "sólo para las actividades programadas" lo que contempla además un "regreso escalonado a las actividades de investigación y extensión que no hayan sido consideradas esenciales durante la cuarentena, en particular las relacionadas con los trabajos de finalización de carreras de grado y posgrado".

Para que el regreso a las aulas sea una realidad primero deberán "acondicionar los espacios para asegurar el distanciamiento mínimo de 1,5 metros entre las personas" y también destinar "un espacio para aislar a estudiantes y trabajadores en caso que presenten síntomas de coronavirus".

Por su parte, cada universidad deberá definir "los protocolos de ingreso y egreso asegurando que no haya aglomeraciones de personas y que se mantenga en todos los casos el distanciamiento mínimo".

Asimismo se incentivará a los estudiantes y al personal a acudir por medios de transporte individuales como la bicicleta o ir caminando para viajes cortos, para evitar el uso de transporte público. "A todos los ingresantes se les tomará la temperatura y si la misma es superior a 37,5 grados no podrán entrar a la facultad", indicaron además.

En los edificios se deberá asegurar la ventilación, la demarcación de áreas de trabajo, un mapa de circulación de estudiantes, docentes, investigadores, extensionistas y no docentes y la señalética como herramienta comunicativa, con un distanciamiento en pasillos y otros espacios de dos metros.

En caso de que se detecte un caso sospechoso de coronavirus, se cerrará la universidad para su desinfección y, si los estudiantes, conformaron grupos alternados para asistir a las cursadas, cada grupo no deberá mezclarse ni en las aulas ni en los pasillos.

Dejá tu comentario