Actualidad | clases presenciales | Adriana Cantero | Amsafé

La ministra de Educación retrucó a Amsafé: "las condiciones están dadas"

Este martes los alumnos volvieron a las escuelas pero solo en algunas pudo concretarse el encuentro debido a "un corte de débito laboral" del gremio docente.

Este martes comenzaron los encuentros presenciales autorizados por el Ministerio de Educación de la provincia en las instituciones educativas de Santa Fe cuya actividad se mantuvo suspendida desde el inicio de la pandemia. Cuando la semana pasada fue anunciado por la ministra Adriana Cantero, el gremio de los docentes públicos, Amsafé, rechazó la convocatoria aduciendo que "no estaban dadas las condiciones sanitarias para volver a las aulas". No obstante, en Rosario, unas 10 escuelas públicas y 60 privadas recibieron a los alumnos durante la jornada.

Ver más: Coronavirus en Rosario: los chicos volvieron a la escuela

“Es un derecho de chicos y chicas tener esta oportunidad de un nuevo lazo con la escuela que les mantenga esa expectativa de que, tal vez en febrero, podamos recuperar algo de presencialidad”, remarcó Cantero.

Sobre la decisión de Amsafé de negarse a la actividad decretando "un corte de débito laboral", la ministra fue contundente: “Estamos llamando a la reflexión, porque esta es una decisión que se articula con todo aquello que venimos realizando durante este año. Hemos trabajado mucho para sostener la educación en la distancia, pero también para prepararnos para una posible vuelta a la presencialidad”.

cantero y martorano inicio de clases escuela.jpg

Y aclaró además que “las condiciones están dadas desde el punto de vista sanitario. Nosotros hemos sido muy respetuosos de nuestras autoridades sanitarias en el paso a paso y no hemos actualizado actividades sin consulta previa a los especialistas del Ministerio de Salud”.

Encuentro en las aulas

En paralelo, respecto al contenido de estos encuentros, explicó que “no se trata de una vuelta a clases, sino de una pequeña actividad presencial, la cual puede realizarse acatando protocolos. Es un gesto que nuestros chicos están necesitando”. Y añadió: “En estos días donde continúa la actividad lectiva se pueden habilitar pequeños encuentros entre pares, con sus docentes, para retirar materiales y fortalecer el vínculo pedagógico antes de los dos meses de vacaciones que significarán no tener conexión con la escuela. De esta manera, nos preparamos para sostenernos en lo que vendrá”.

Finalmente, acerca de la expectativa de acatamiento de la iniciativa, Cantero reflexionó: “Cuando el Ministerio plantea una actividad de calendario, normada por resolución ministerial, la expectativa es que todos puedan acceder y que si hay dificultades en algún establecimiento sea de excepción”.

Dejá tu comentario