Actualidad | Río Paraná

Caminar cerca del puente Rosario-Victoria, una postal de la bajante del río

Con una altura de tan solo 1,81 metros en la costa de Rosario, el Paraná tiene un registro muy por debajo del promedio histórico para agosto. Quienes recorren el río se topan con postales inusuales como la de poder llegar caminando hasta debajo del puente que une Santa Fe con Entre Ríos.

La bajante del Paraná entrega por estos días postales inusuales. Donde antes había agua, ahora hay tierra o barro. Las lanchas ubicadas en las guarderías náuticas están encalladas sobre la tierra. Y las pasarelas metálicas flotan sobre el aire, sin río a la vista. La fisonomía de la costa de Rosario cambia cada vez que ocurre este fenómeno.

Una de las tantas fotos que impactan se pueden tomar en Granadero Baigorria, frente al Remanso Valerio. El proceso de sedimentación quedó visible con la retirada del agua. Los bancos de arena permiten lo impensado: caminar muy cerca del puente Rosario-Victoria. Las fotos captadas por Versión Rosario así lo reflejan.

La bajante del Paraná se profundizó durante las últimas semanas, con picos preocupantes. Por esta situación, la mayoría de las guarderías náuticas suspendieron la actividad. La última medición de Prefectura Naval marca un registro de 1,81 a la altura de Rosario. Vale aclarar que el promedio histórico para agosto es de tres metros, según las mediciones que se realizan desde 1994.

bajante3.jpg

La tendencia a la baja comenzó a finales de junio y se aceleró en las últimas semanas, aunque según el último informe del Instituto Nacional del Agua (INA) emitido esta semana el caudal debería recuperarse un poco en las próximas semanas.

Según Jorge Pinilla, titular de la Cámara Náutica de Rosario, la bajante se debe, básicamente, a la falta de lluvias en Brasil “Estamos ante una de las bajantes más importantes de los últimos años", reconoció.

Dejá tu comentario