Judiciales / Policiales | Los Gitanos | cuento del tío | secuestro virtual

Así operaba la banda de Los Gitanos, que estafaba bajo la modalidad "cuento del tío"

Se divulgaron las escuchas sobre la operatoria de la banda que cayó la semana pasada. Se hacían pasar por familiares y, bajo engaños, se alzaron con un botín de $24.500.00 en 4 meses.

Todo se iniciaba con un llamado al teléfono fijo de la víctima -obtenido al azar de páginas web como “páginas amarillas”-, proveniente de un celular al que le colocaban un chip con una línea prepaga registrada con datos falsos. Una persona –en este caso de sexo masculino- se hace pasar por un familiar (sobrino) y le refiere que en breve se producirá la caducidad de los billetes que están en circulación, especificando que se trata de los de 100, 200, 500, 1000 pesos y también los dólares. “Como ocurrió en el 2001, cuando estos zánganos pusieron el corralito ¿te acordás?”, le dice el delincuente a su víctima. Afortunadamente la mujer que se oye en el audio que difundió la Agencia de Investigación Criminal (AIC) no entrega sus ahorros porque desconfía del supuesto sobrino “Eduardo”.

En muchos casos – el 72 por ciento de los investigados en esta oportunidad-, los delincuentes lograban que sus víctimas entregue el dinero a una tercera persona que se identifica como contador y se presenta en inmediaciones de su domicilio para retirarlo, el cual luego sería devuelto, una vez realizada la operación.

Este miércoles, se llevó adelante audiencia imputativa a 10 personas que formaban parte de la banda de Los Gitanos, que operaban en una finca de Roldán. Matías H., Julio César T., Vanesa Aldana M., Lucía del Valle T., Florencia Sofía T., Vanesa Paola T., Franco Emanuel M., Eluney Abigail V., Blanca Violeta M. y Diego Roberto T. fueron acusados por los delitos de asociación ilícita consumada en carácter de coautores, según informó el Ministerio Público de la Acusación.

Ver más: Colorín colorado: cayó en Roldán la banda del cuento del tío

Los fiscales que investigaron el caso, Mariano Ríos Artacho y Carlos Covani (ambos de la Unidad de Investigación y Juicio) imputaron a todos haber formado parte, junto a otras 2 personas que se encuentran prófugas, de una asociación con permanencia en el tiempo destinada a cometer delitos de manera organizada. La investigación se llevó adelante durante abril, mayo y junio del 2020, de forma conjunta entre la Fiscalía y la Brigada Operativa No. 4 de AIC. Realizaron el entrecruzamiento de datos surgidos a partir de la investigación de más de 42 hechos: 34 estafas (modalidad cuento del tío) y 8 extorsiones (modalidad secuestro virtual) ocurridos entre el 28 de febrero y el 21 de junio de este año. Por su parte, 158 casos fueron denunciados al Servicio de Emergencia 911 entre los meses febrero y junio de 2020.

Los roles dentro de la organización delictiva son intercambiables entre sus miembros. Van desde la planificación, el suministro de logística a través de la provisión de implementos de comunicación, lugares físicos para la realización de los llamados y vehículos, la puesta en escena engañosa y extorsiva propiamente dicha y la recolección del botín.

De la totalidad de hechos que forman parte de esta investigación - un primer grupo de 22 casos fueron imputados en esta oportunidad-, el 72 por ciento corresponde a consumados, o sea, que se materializó la entrega de bienes a raíz de la maniobra engañosa y en otras extorsiva. El 28 por ciento restante corresponden a tentativas de estafa y extorsión, en el que la víctima no llegó a efectuar una disposición patrimonial.

En los 22 hechos consumados, se hicieron de $24.500.00, entre pesos, dólares y euros; ello sin tomar en cuenta el incalculable valor de las joyas sustraídas por lo menos a 7 víctimas, mientras que la suma correspondiente a la totalidad de los hechos denunciados asciende a la suma de $50.000.000 de pesos.

Dejá tu comentario