Judiciales / Policiales | Arte de Curar | médica | judicial

Reclamo contra el Arte de Curar sale a favor de una médica

La jueza en lo civil y comercial Lucrecia Mantello declaró la caducidad de un apremio contra una médica por parte del Arte de Curar.

Una médica planteó con el patrocinio del abogado Hugo Michelotti Arzuaga que en abril de este año le notificaron un apremio con fecha de hace 4 años por parte de la Caja de Seguridad Social de los Profesionales del Arte de Curar. El dicha presentación se considera que por el tiempo transcurrido se ha producido la caducidad del reclamo.

La entidad sostuvo que debe tenerse en cuenta la suspensión de plazos ordenada por la ley provincial 13887 (Suspensión de intimaciones a los profesionales del arte de curar) y por las Acordadas dictadas por la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe a consecuencia de la pandemia por Covid-19.

En la resolución se destacó que doctrina especializada ha definido a la caducidad de instancia como “el modo anormal de conclusión del proceso generado por el hecho consistente en la inacción absoluta tanto de las partes cuanto del órgano judicial(o de los auxiliares de unos y otros) durante el transcurso de determinados plazos previstos en la ley”.

tribunales.jpg
La jueza en lo civil y comercial Lucrecia Mantello declaró la caducidad de un apremio contra una médica por parte del Arte de Curar.

La jueza en lo civil y comercial Lucrecia Mantello declaró la caducidad de un apremio contra una médica por parte del Arte de Curar.

Afirmó la magistrada que “entre el 24 de julio de 2017 y el 28 de mayo de 2018 no existió ningún acto tendiente a avanzar a la próxima etapa del proceso. En función de ello, encontrándose vigente a esa fecha la ley 13615 (Código Procesal Civil y Comercial de la provincia de Santa Fe) puede tenerse por acreditado el presupuesto objetivo de la declaración de perención, cual es la falta de instancia del curso del proceso durante nueve meses.

La jueza Mantello desestimó los fundamentos de la Caja relativos a la suspensión de ejecuciones por ley 13.887 o las Acordadas de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe dictadas a consecuencia de la pandemia por Covid-19, por no resultar aplicables al período de inactividad señalado. En consecuencia, declaró la caducidad del apremio planteado contra la profesional.

Dejá tu comentario