Actualidad | taller de la memoria | Rosario | abuelos

Abuelos 2.0: Un taller de la memoria para adultos mayores en formato digital

A la hora señalada, varios abuelos y abuelas se juntan frente a su teléfono celular con una carpetita en mano para atender la videollamada. Flavia Bassi, psicóloga y coordinadora de estos lugares de estimulación cognitiva; habló con Versión Rosario para contar detalles de su experiencia y de cómo lograron seguir dando clases en cuarentena.

Parece parte del guion de una película nominada al Oscar pero es la realidad. En plena cuarentena, un nutrido grupo de adultos mayores, se junta una vez por semana para tener su encuentro virtual con los compañeros del taller de la memoria. ¡Niños, hagan silencio que los abuelos están en clase!

Flavia Bassi es psicóloga, especialista en adultos mayores y coordinadora de talleres de estimulación cognitiva desde el año 2006. “La experiencia de trabajar con adultos mayores es totalmente enriquecedora, en cada vínculo con ellos y entre ellos, abunda el cariño, la solidaridad, la empatía y el altruismo” comienza a decir Flavia mientras muestra fotos que grafican este encuentro lleno de camaradería, risas, mates y tortas caseras.

¿Cómo empieza la idea de realizar un taller de la memoria?

En la actualidad aún existe una valoración negativa hacia los adultos mayores, pero contrariamente a lo que pensamos y a los prejuicios que nuestra sociedad tiene hacia ellos, existe una vejez saludable, con deseos, esperanzas y gratificaciones. Con respecto a la implementación de este tipo de talleres en Argentina, se puede decir que es relativamente nuevo y tomó auge con la llegada de las neurociencias cuyo principal referente en nuestro país es el Dr. Facundo Mannes fundador de Ineco en Favaloro .

¿Los adultos se enganchan rápidamente o desconfían un poco?

El taller posibilita el trabajo grupal, donde todos participan independientemente a lo que se han dedicado en la vida (ya sea médicos, ingenieros, maestros, contadores, músicos o amas de casa), esto da lugar a compartir experiencias en un contexto de intercambio y ejercitación, ampliando al mismo tiempo la esfera de contactos sociales.

Me preguntas si los adultos mayores se enganchan o son reticentes a participar. Te cuento que cuando comencé, no había tanta difusión o conocimientos sobre los talleres y costó un poco. Muchos asociaban el taller de la memoria con la falta de memoria y por tal razón no concurrían. Esto ha cambiado, ahora comprenden que los talleres no son para los que no tienen memoria sino para todos aquellos que tienen y quieren mejorarla.

taller de la memoria1.JPG

Existe una valoración negativa hacia los adultos mayores, pero contrariamente a lo que pensamos y a los prejuicios que nuestra sociedad tiene hacia ellos, existe una vejez saludable, con deseos, esperanzas y gratificaciones

¿Cómo se conforman los grupos?

Te cuento también que concurren más mujeres que hombres y esto es así por dos razones posibles: una tiene que ver con la expectativa de vida que es mayor en las mujeres y la segunda a mi parecer es que los hombres son más reticentes a participar de grupos mixtos.

¿Cómo fue pasar de la clase personalizada a la virtual producto de la cuarentena?

El paso de los encuentros presenciales a los virtuales fueron necesarios, imaginate que tengo grupos a lo que coordino hace 14 años con un encuentro de una vez por semana; de alguna manera teníamos que seguir en contacto, más aun sabiendo que trabajo con el grupo de la población más vulnerable y teniendo en cuenta que la salud mental es tan importante o aún más que la física.

Por tal razón el objetivo del taller en esta cuarentena ya no está enfocado a la ejercitación cognitiva exclusivamente, sino también a evitar la tristeza, la angustia, la soledad, la ansiedad y el miedo. Lo importante ahora es permanecer juntos, sentir que aún somos parte de un grupo, más allá de las dificultades tecnológicas o de la mala señal.

taller de la memoria3.jpg

La primera vez que nos conectamos muchos se emocionaron hasta las lágrimas

¿Cómo se desarrollan los encuentros digitales?

La dinámica del taller en versión digital es diferente a la presencial. Nos conectamos por WhatsApp, que es el medio que ellos mejor manejan y hago videos llamadas durante los encuentros. Doy los ejercicios, hago videos explicativos y ellos contestan por mensajes de voz, fotos o videos. Te cuento que la primera vez que nos conectamos muchos se emocionaron hasta las lágrimas. Pienso que en esta Pandemia todos terminamos acercándonos más a la tecnología , no sólo los adultos mayores sino también las escuelas, los maestros, los médicos, psicólogos, profesores de diferentes disciplinas deportivas, etc. Pero para los adultos mayores, la tecnología, no es un instrumento de trabajo sino un medio necesario para no sentirse emocionalmente aislados ni abandonados.

¿Alguna anécdota en particular para contar?

Anécdotas miles para contarte, pero hablando de tecnología te cuento que hace varios años compartimos en Facebook una página llamada Veloz Mente Memoria, que es exclusiva para todos los participantes de los talleres, allí comenzó el acercamiento con la tecnología y se empezaron a crear redes intergeneracionales ya que muchos no tenían Facebook y le pedían a sus nietos e hijos que les hicieran una cuenta o se conectaran a través de ellos para ver las fotos de las actividades publicadas. Y con WhatsApp paso también algo muy divertido ya que durante los encuentros que tenemos, participan también los esposos e hijos.

taller de la memoria virtual.jpeg

Por último, quiero destacar que todos los encuentros son posibles porque estoy en contacto con adultos mayores en los que predomina la capacidad de “resilencia”, autoestima y la autoindepenencia. Verdaderas capacidades que hacen posible atravesar este aislamiento social preventivo y obligatorio.

Dejá tu comentario